la dama novata: cuento de no-boda

Érase una vez una princesa que había encontrado a su príncipe. El príncipe y ella eran felices, compartían un pequeño palacio desde hacía tiempo pero les faltaba algo para completar su hogar. Consiguieron un bonito perro, que les hacía compañía y les daba mucho cariño, pero no era suficiente, aún les faltaba algo más, hasta que el pasado mes de julio se cumplió su sueño y los duendes del destino les dieron un bebé.

Aunque la felicidad no podía ser completa, los dioses de la burocracia intentaban que hubiese la mayor cantidad de parejas casadas posible, aunque las circunstancias no fueran las más propicias para celebrar una boda.

La princesa estaba un poco triste y alicaída. Aunque era muy feliz con su bebé y con su príncipe sabía que debía casarse, pero que no podía celebrar una boda de auténtica princesa. No tendrían un hermoso vestido blanco de encaje, ni una tarta de cuatro pisos decorada con flores de azúcar, ni una fiesta por todo lo alto con sus seres más cercanos. No podía celebrar esa boda con la que todas las princesas sueñan en secreto desde niñas.

Pero la princesa no había contado con sus hadas madrinas, once chicas bienintencionadas aunque bastante cabezotas, cada una más manejanta que la anterior que se pusieron en secreto a preparar una celebración que la princesa pudiera recordar siempre.

El presupuesto era limitado, pero la ilusión infinita. La princesa siempre había hablado de celebrar su boda al aire libre, en el campo, en un jardín. Buscando y buscando, encontraron un pequeño chozo junto al río en el que preparaban deliciosas especialidades locales y donde dejarían que las hadas madrinas preparasen el espacio a su gusto.

El siguiente paso fue el vestido. La princesa tenía que sentirse especial, era su día. Después de barajar varias opciones, encontraron el ideal, un precioso vestido blanco palabra de honor con pedrería en la parte superior y una espectacular falda con mucho volumen. La princesa luciría espectacular.

La decoración estaba solucionada, velas, lazos, globos y guirnaldas de papel le daban un ambiente festivo y acogedor a la celebración. Los camareros, con pajarita, los menús esparcidos por la mesa y las sillas de los novios presidiendo el banquete.

Con todo preparado contra reloj, con un poco (un mucho más bien) de estrés y algún que otro pequeño roce entre las manejantas hadas madrinas, aparecieron los novios por donde no se les esperaba, sorprendiendo. Y a partir de ahí…

Comida, bebidas, brindis, discursos lacrimógenos, discursos rapeados al más puro estilo del oeste de Filadelfia, alguna que otra lagrimilla, fotos vergonzantes, un par de lanzamientos de ramo, muchas, muchísimas fotos, alguna que otra polémica en las redes sociales… todo ello adornado con grandes sonrisas.

FIN

Feliz jueves,

La Dama Novata.

P.D.: Este cuento está basado en hechos reales. Fue una noche feliz para una pareja de cuento que no tuvo su boda ideal, pero espero que siempre recuerden su no-boda como una noche muy especial😀

14 pensamientos en “la dama novata: cuento de no-boda

    • La verdad es que visto así, casi que yo también! Todo hecho, sin tener que andar de aquí para allá estresada preparando todo… ¡un lujo! ¡jajaja! aunque seguro que preparar una boda también tiene su encanto…

  1. Yo creo que lo mejor es darse cuenta de lo que puede hacer la gente que te quiere por tí,yo no lo olvidaría nunca.Un detalle precioso.Dama novata¿nunca has pensado en dedicarte a la escritura?Piénsalo,algo me dice que no se te daría nada mal,si algun día triunfas no te olvides que yo te dí la ídea jajajajajjajaj.Un beso.

    • jajajaja! gracias! pues la verdad es que no, pero si me da por intentarlo tranquila, q no me olvidaré de que tú me diste la idea!😀
      La verdad es que más que la celebración en sí, el esfuerzo que llevaba detrás es casi lo más importante.
      Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s