la dama novata: el número mil {reflexiones varias}

¡Buenos días a todos y a todas!

¿Quién será el afortunado número mil? Ays, me muero de la curiosidad (no vale hacer trampas, ¿eh?).

No sé si os habréis enterado, pero amelie está de sorteo. Aunque a juzgar por la acogida me parece que más de uno ya se ha enterado y, además, lo ha contado por ahí. En este momento 45 comentarios en el post del sorteo (y subiendo, que sé de alguna que sólo se acuerda de pasar por aquí los jueves, no sé por qué será… ;)), a 624 personas les gusta ‘el vals de amelie’ en facebook y 56 personas están hablando de ello en este momento en la red social. No me preguntéis qué es esto último porque ni idea, pero cómo decía aquel: “que hablen de ti, aunque sea mal”.

El caso es que, como la semana pasada, tenía otro tema preparado para hoy, pero estoy otra vez en plan improvisador, así que lo dejaré para el jueves siguiente (si no surge otra cosa, claro). Hoy me apetece hablar de concursos bueno, más concretamente, de mi experiencia con los concursos.

Source: theberry.com via Alyssa on Pinterest

Y mi experiencia con los concursos es… ¡nefasta! Puede que sea una de las personas más gafes que pulula por el mundo y eso que nací el mismo día que la Lotería Primitiva. Sí, la del perro Pancho, esa que patrocina (o patrocinaba) los Goya, la que sortean los jueves y los sábados (puedes jugar para los dos días con los mismos números), esa que de vez en cuando tiene un bote súper millonario que nunca me toca… ¿La situáis ya? Pues ese sorteo y yo nacimos el mismo día. Y no me refiero sólo a la fecha, el mismo día del mismo año, exactamente el mismo. Ale, ahora lo googleais si queréis saber mi edad, que no os lo pienso decir, ¡cotillas!

El caso es que debí arañarla en la incubadora o se tomó muy mal que no me acordase de su cumpleaños durante veinte años (me enteré de la efeméride en nuestro veinte aniversario), ¡me la tiene jurada! He jugado desde entonces cada vez que hay bote, cada vez que es nuestro cumpleaños, cuando me dan ataques de ludopatía… pero nada, no hay manera. No acierto ni un número. La Primi me odia… encima se lo ha contado a los Euromillones, en los que no acierto ni una mísera estrella…

Source: foxontherun.tumblr.com via paper on Pinterest

Soy muy de participar. Suelo participar en todos los concursos que me voy encontrando por ahí, desde los de los cereales, hasta los de los blogs, pasando por los del Cola-Cao y los del chocolate y empresas varias. La semana pasada participé en el súper concurso de adictaaloscomplementos y tampoco me tocó, aunque ella ha ganado una más que probable clienta… En el de misdulces26 con esa TartaEncharcadoraDeTeclados y en todos los de amelie, por supuesto, y nada.

Mi botín en concursos se resume en una garrafa vacía de flúor (sí, vacía, la profesora la sorteaba cuando terminábamos) que me tocó en el colegio. Nueve euros en una quiniela de once aciertos, que encima no cuenta como sorteo, ¡hay que acertar! (y para una vez que acierto, acertó media humanidad). Lo jugado en la Lotería de Navidad, que suelen ser cinco euros, la gente se extraña pero no suelo jugar más. Y mi mayor botín: un libro de historia de la radio que me tocó en un concurso del mismo medio.

Así estoy yo, traumatizada con los concursos. Mi padre está empeñado en que vaya a la ‘Ruleta de la Suerte’ (soy una crack resolviendo paneles desde casa), pero me da miedo que la ruleta me odie, igual que la primitiva. ¡Si pierdo hasta al Monopoly! Y eso que soy de las que compra…

Source: sanforized.blogspot.com via Mr on Pinterest

Aun así, participo en lo que me echen. Total, por participar no pierdo nada… Esta semana sigo intentando reconciliarme con la primi y, ya que me pongo, lo intentaré con el concurso de amelie, que a mí también me han encantado las láminas.

Y vosotros, ¿qué? ¿Concurseros afortunados o frustrados? Seáis como seáis feliz jueves y mucha suerte con el concurso!!!

Feliz jueves!!!!

La Dama Novata

P.D.: ¿Qué habrá sido del flúor? ¿Se sigue haciendo? Me da la sensación de que es algo muy de los noventa… y que en los noventa se quedó… ¿Algún profe/a de primaria que nos saque de dudas? Ays, me siento mayor…

P.D.2: Me estoy dando cuenta de que me pongo a hablar del flúor y lo mismo era una cosa de aquí de Extremadura… Por si acaso lo explico: una vez por semana nos repartían un vasito, una servilleta y un chorro de flúor y teníamos que hacer enjuagues durante un minuto. Aunque eso de los enjuagues es relativo, más bien consistía en hacer bochinche e intentar no escupirlo de la risa antes del minuto, ¡corrías el riesgo de que se te cayeran los dientes!

P.D.3 (la jefa añade): sí, “la jefa” añade que el trabajo de la dama novata es no remunerado, bueno sí, en un montón de amol que le mando cuando me acuerdo vía whatsapp😛 Así que estas ansias por dar a conocer el concurso sólo y exclusivamente son por que las láminas molan un montón!

8 pensamientos en “la dama novata: el número mil {reflexiones varias}

  1. Tranquila,no eres la única nefasta para concursos y loterias,pero no perdamos la esperanza.Cuando veo a esa gente en navidad con el champan y enseñando el decimo a todo el que quiera verlo pienso que tiene que dar una alegriaaaa,y yo mirando la pedrea con ánsia y pensando que es imposible que entre tantos números no esté el mio,pero buenooooo,será que me quieren mucho,un besooo.!AHHHH y Suerte!

    • yaaaaaaaa, esa gente afortunada q brinda con champán y chupa cámara en todos los informativos… aunque a mí esa imagen me da alegría (me cansa, eso sí, es siempre igual), tengo una amiga q se pone súper rabiosa y no los quiere ni ver… jajajaja! Un beso y mucha mucha suerte!🙂

  2. jajaja maria que graciosa! yo la verdad que no suelo ser tan forofa a los concursos por el hecho de pensar que nunca tocan… he de decir que mande muchas cartas al programa aquel del medio dia que presentaba Paula Vazquez, el euromillon? tenías que mandar cartas con los códigos de barras de una marca de leche o no se que… me acuerdo que yo pintaba el sobre con rotuladores por si la cogían de entre los 2 millones de cartas que había, saber que era la mia…. nunca me tocó….
    y sí el fluor también se estilaba en mi colegio!!! jajaj
    muaaa

    • Qué mítico el Euromillón, anda que no era difícil con los millones de cartas que había en la urna esa gigante… Muy buena idea lo de distinguir la tuya, apuntabas maneras ya!!! jajajaja!
      Qué (re)viva el flúor!!!
      Muaks!

  3. Pingback: la dama novata: naviduvi | el diario de amelie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s