instagram, ya no te necesito :P

Muy buenos días!

Llevo ya unos cuantos días (y cuando digo unos cuantos, son muchos… jejeje) preparando las fotos de la nueva colección – 2013 – de invitaciones de boda de el vals de amelie.

Rebuscando por internet inspiración, ayuda divina y tutoriales para tener unas fotos chulas, me tope con este gran descubrimiento: acciones de photoshop que simulan los efectos de la archiconocida aplicación móvil ‘instagram‘.

Y esto lo tenía que enseñar jejeje

Estas son las acciones que yo me he descargado y he probado, y os puedo decir que no están nada mal (autor: daniel box)

Investigando un poco más,  he visto que hay un montón de gente maja que ha creado más acciones que imitan estos efectos y otros muy chulos, o que nos han dejado unos tutoriales la mar de claros para los más torpes (como yo! ^^). Podéis encontrar más aquí y aquí

¿Conocíais este tipo de ayudas (acciones) photoshoperas? ¿Las habéis usado?

feliz miércoles!

amelie ♥ ♥

iMecaso

Muy buenos días!!

Llegamos un poco tarde… lo sé… pero más vale tarde que nunca! 🙂

Hoy os voy a hablar de las apps de itunes para el iphone y/o ipad. Seguro que muchas de estas aplicaciones, u otras parecidas, también las hay para otras plataformas como Android, pero yo tengo más a mano el itunes jejeje

El caso es que, últimamente, parace que ya existen aplicaciones para todo; algunas realmente útiles, otras, simplemente, divertidas, y otras que… que… no se que hacen aquí… Y el mundo de las bodas no iba a ser menos.

Hace bien poquito Rosa Clará sacó su propia app dónde, además de ver los vestidos de sus colecciones, podemos encontrar ideas para la boda, buscar las tiendas más cercanas o “planificar” la boda; vamos, una especie de agenda que nos ayudará a llevarlo todo al día.

Lo mismo ocurre con Pronovias (con una aplicación, francamente, muy parecida a la de RC), Jesus Peiro (que se centra más en los vestidos y sus tiendas)

O Tiffany, con dos apps: una que nos ayudará a encontrar el anillo de compromiso ideal (apuntad chicos!) y “una guía para el corazón”, llena de aventuras e historias de amor para pasar una romántica velada… 0_0

Lo que más nos encontramos son “planificadores de boda” que, por dios, nadie confunda con un wedding planner… no dejan de ser agendas virtuales dónde apuntar gastos, invitados, tareas… Por mucho que nos digan que planifican y organizan nuestra boda… Como iBoda

Otras utilísimas, como un diseñador de peinados, un “probador de vestidos” o un “cómo hacer nudos de corbata”

Sin olvidar las más divertidas que nos permiten maquillar a novias para que estén increibles en su gran día; decirle a nuestra pareja, de una forma sutil, que nos queremos casar; o celebrar la boda de la duquesa

Sin dejar de lado a mi preferida… Después de meses buscando el fotógrafo perfecto para nuestra boda, miles de webs miradas y requetemiradas, emails, llamadas, presupuestos… teníamos la solución en nuestro movilel fotógrafo de tu boda (espero que se note la ironía de mis palabras… ¬¬)

Feliz comienzo de semana! 🙂

Amelie

una novia que brilló por si sola

Buenos días!!

En mitad de esta semana de locura os traigo una boda de esas que te dejan con la boca abierta. De casualidad, buscando inspiración bodil, di con el blog de Marianne Taylor, una fotógrafa inglesa que sabe reflejar todo tipo de sentimientos a través de sus fotografías. Sólo os tenéis que pasar por su blog para ver un montón de fotografías preciosas llenas de sonrisas. ¡Me declaro fan!

En concreto, os voy a hablar de la boda de Corrine & Tony, una pareja con la que comparto la filosofía de ese momento: una gran celebración, un día de fiesta rodeado de la gente a la que quieres; un día repleto de detalles para agradecerles que estén allí, con vosotros, celebrando vuestro amor (ohhh, que bonito!! :))

Como cuenta la propia Marianne, los novios tenían preparadas un montón de sorpresas que sólo ellos (y la fotógrafa) conocían y que los invitados fueron descubriendo poco a poco.

Lo primero a destacar es el maravilloso vestido de la novia; una creación de Jenny Packham llena de cristales brillantes que hacen que la novia brille por sí sola.

La ceremonia se celebró en la “Orleans House Gallery”, Twickenham; entre risas y más risas.

Cuando los invitados salieron de la ceremonia se encontraron con una vieja camioneta de helados, dónde pudieron degustar todo tipo de cucuruchos.

Todos sabían (gracias a los programas que encontraron en sus asientos en la ceremonia) que cuando los novios comenzasen a caminar, debían seguirlos. Eso sí, nadie conocía el destino

El paseo acabó a orillas del Támesis dónde un barco les esperaba para llevarles al siguiente destino mientras tomaban un aperitivo y bailaban.

El destino final fue Hampton Court Palace, un precioso lugar dónde finalmente se celebró el banquete y el posterior baile.

La decoración es genial, llena de detalles que convierten a los invitados en protagonistas del día.

Con barra libre de dulces incluida…

Para disfrutar de más fotos de esta maravillosa boda sólo tenéis que hacer click aquí.

Nos vemos el viernes!!! 🙂

Amelie