¡que vivan las damas de honor!

Muy buenos días!!

Hoy quiero compartir con vosotros un pedazito de lo que será mi boda 🙂 Lo primero de todo (después de correr como una loca a probar vestidos ^^) fue planear como decirle a mis damas de honor que quería que fueran mis damas de honor…

Pero, ¿para que sirve eso de las damas de honor? me pregunta todo el mundo… Muy sencillo, el próximo 16 de junio será un día muy especial para mi chico y para mi, pero creo que no somos los únicos protagonistas. Para que los dos estemos aquí, juntos y felices, han pasado (¡y se han quedado!) en nuestra vida muchas personas que nos han ayudado a ser cómo somos y estar dónde estamos.

Así que tenía muy claro que, en esos momentos previos a la boda, quería tener muy cerquita de mi a esas personas tan especiales; además de darles un poquito de protagonismo a ellas tambien 🙂

Si por mí fuera tendría un “séquito” de 15 chicas… pero he tenido que quedarme con 5!

Así que ¡manos a la obra! Cómo mis damas tienen mucha, pero que mucha personalidad, pensé que imponerles un vestido no sería lo correcto; así que decidí darles una pista (guiño, guiño) sobre los colores del evento y dejar volar su imaginación (guiño, guiño, guiñísimo).

Cada una recibió un paquete que contenía dos cosas: una caja-sopresa y una carta

El contenido de la carta es topsecret y sé que alguna incluso se emocionó (¡bien!) pero os enseño un pedazito muy especial (hasta quí puedo leer!)

El dibujo, ya me gustaría que fuera mio…, es de Silvia Sáez, una encantadora chica que tiene el don de hacer dibujos chulos, chulos, chulos. Si no conocéis su trabajo… ¡alé! ¡a pasar por su web!

¿Y que había en las cajitas? Vale que no les voy a imponer vestimenta alguna, pero ¿algo tendrá que distinguirlas, no? Así que me puse manos a la obra y les preparé unas flores que podrán llevar tanto de pulsera, como en una diadema, broche… ¡cómo a ellas más les guste!

Que quede constancia que, además de coser un botón, lo mio con las agujas e hilo no va más allá… así que con mucho esfuerzo y la ayuda del pegamento… una hizo lo que pudo…

Os recuerdo que sigue abierto el concurso “pon una postal navideña chula en tu vida”. Sólo tenéis que hacer click aquí.

Feliz Martes!

Amelie

EDITO: creo que estaban mal puestos los enlaces a la web de Silvia Saez, así que los he vuelto a poner. Os la dejo aquí también! 🙂 http://www.silviasaez.es/w

Además… ¡salimos en su blog!

Anuncios